0

La princesa Anna de Inglaterra alabó el “increíble alcance mundial” de los rotarios

Los rotarios recibieron un agradecimiento real, cortesía de Su Alteza Real la Princesa Anna de Inglaterra, por su labor en pos de la erradicación de la polio.

Su Alteza Real la Princesa Real Ana, alabó los logros alcanzados por Rotary y el respeto que se ha ganado en los más altos niveles de los gobiernos del mundo.

Ante la entusiasta multitud congregada en el Air Canada Centre de Toronto, Ontario (Canadá), el pasado 24 de junio, la Princesa Real, participó como oradora en la Convención de Rotary International 2018.

Desde 1970, la Princesa Real sirve como presidenta de Save the Children UK, organización no gubernamental que enfoca su labor en el campo de la salud, la educación y la protección de la infancia, así como a la ayuda en caso de desastre.

En su discurso, la princesa comentó cómo, a comienzos de la década de 1980, Save the Children lanzó sus propios programas piloto para combatir la polio en África y descubrió las dificultades que entrañaba distribuir la vacuna en los lugares en que resultaba más necesaria.

Entonces Rotary entró en escena. Con su “increíble alcance mundial,” tal como lo describió la Princesa Real, su profundo conocimiento de las culturas e idiomas, y el entrañable hábito de sus socios de olvidarse de sus egos”, la organización pudo superar los obstáculos que habían impedido el progreso de otras organizaciones. Y así, Rotary y sus aliados, están a punto de alcanzar la erradicación mundial de la polio.

Por esto, la Princesa Real expresó su agradecimiento.

Su Alteza Real, expresó que, debido a las dificultades logísticas que entrañaría reunir a 1,2 millones de rotarios en un solo lugar, pensó que lo ideal sería aprovechar la convención anual de la organización para decirle a sus socios: “Gracias por toda la labor de bien que hacen”.

La Honorable Elizabeth Dowdeswell, vicegobernadora de Ontario y representante de la Corona en dicha provincia canadiense, fue la encargada de presentar a la Princesa Real de la que comentó que es una persona que “personifica el ideal rotario de Dar de Sí Antes de Pensar en Sí. Durante toda su vida, ella se ha dedicado a arrojar luz sobre las personas y organizaciones que van más allá de lo que el deber exige”.

Además de su labor con Save the Children, comentó Dowdeswell, la Princesa Real ocupa el cargo de presidenta de más 300 organizaciones de voluntarios, sin fines de lucro y militares, es canciller de varias universidades, integra la Nobilísima Orden de la Jarretera y, en reconocimiento a su labor humanitaria en Escocia, pertenece a la Antiquísima y Nobilísima Orden del Cardo.

La Princesa Real es hija de la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. En sus palabras de presentación, Dowdeswell, destacó también su labor como esposa, madre y abuela.

Con la erradicación de la polio a la vista, la Princesa Real se preguntó si Rotary ya había fijado su mira en un nuevo y monumental desafío mundial.

Ella tranquilizó a los rotarios diciendo que no debían preocuparse si todavía no lo había hecho ya que, dados los logros alcanzados y el respeto que Rotary se ha ganado entre los gobiernos de todo el mundo, “estoy segura de que no les faltarán sugerencias sobre qué empresa emprender a continuación”.

Por Geoff Johnson

Fuente: rotary.org

Nelson Zúñiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *