0

Despedida de un amigo – 2

A continuación dejamos los discursos de despedida ante la partida de este mundo de nuestro amigo y ex socio rotario, don CARLOS HERNANDO ZORRILLA ROJAS (Q.E.P.D.), leídos en la sesión homenaje hecha por el Club Rotario Puerto Natales.

Discurso del presidente de Rotaract, Gonzalo Pablo Valdés Lufi:

Dentro de Rotary conocemos nuevas personas de los más diversos lugares, así como conocemos la verdadera amistad, pero también encontramos personas que nos marcan de una u otra forma, por eso estamos el día de hoy reunidos para destacar a una persona, un amigo, un rotario que marcó de forma transversal a varias generaciones, hablo de Carlos Zorrilla Rojas (Q.E.P.D.)

No pretendo hablar de Don Carlos que fue permanente integrante de la directiva del Club desde sus mejores años mozos, sino de nuestra experiencia como jóvenes que conocimos al Tata Carlos, el Tata de dos de nuestras socias que terminó siendo a lo largo del tiempo el Tata de todo el Club.

Como valiosa persona llena de experiencia desde los primeros días de funcionamiento del club Rotaract , Don Carlos Zorrilla fue partícipe de su desarrollo, incentivando a su nieta María José y Constanza para concretar el funcionamiento del club y dar el vamos a la primera reunión, que viene a demostrar el estrecho vínculo de su familia hoy presente, con nuestro club en sus diferentes estamentos.

Como nos marcó a cada uno de nosotros es algo diferente y daría para una larga exposición, pero impactó de forma trascendental a la directiva y en especial a mí, ya que fue en ir entendiendo el alma del club, ir entendiendo que es mejor la calidad que la cantidad, en ir formando un ciudadano integral, un vecino rotario, un empleado rotario, una persona de servicio dentro y fuera de la cancha, una persona de servicio, que debe ser flexible y adaptable a los nuevos tiempos de nuestra sociedad.

Agradecemos enormemente haberte conocido, esperamos que el destino nos de la oportunidad de llegar  con tanta lucidez mental a la tercera edad, una eterna gratitud de que nuestro club, nuestro espíritu rotario tenga el sello de Carlos Zorrilla y nos comprometemos a seguir los giros de la rueda rotaria que nos invitaste a tomar en nuestras vidas.

Un gran abrazo, y un especial saludo a su familia en estos días que sabemos no han sido fáciles.

Discurso del socio rotario Hugo Alberto Bahamonde Torres:

Hoy me ha tocado la triste  misión de despedir de este mundo terrenal a quien jamás me hubiera gustado hacerlo, por lo que significa tu persona para cada uno de nosotros tus compañeros rotarios, tu familia rotaria  y tus amigos. Tu muerte es nuestro gran dolor hoy.

Me resulta difícil de aceptar la desaparición de un amigo querido con quien hemos compartido tanto. Recordaremos  los momentos de alegría, así como las pruebas más difíciles que superamos juntos. Tus amigos extrañaremos tu amistad incondicional y fiel. Eras un amigo siempre atento y dispuesto a escuchar nuestros problemas y ayudarnos a darle solución. Nunca decías que no a las actividades que como institución desarrollábamos en beneficio de nuestra comunidad, por eso  siempre vivirás en nosotros.

Nuestro compañero Carlos ingresó al Rotary Club de Puerto Natales allá por los años setenta y tanto. Fue Presidente durante los períodos 1995-1996   por seis meses,  período 1997- 1998; 1998-1999; 2002-2003 y 2012- 2013, ocupando igualmente muchos cargos en distintas `presidencias como macero, tesorero que era el cargo que ocupaba en los instantes antes de su fallecimiento, etc.

En el año 1993 un voraz incendio consumió nuestra sede social que estaba ubicada donde se encuentra hoy día el edificio municipal. Después de deambular por varios lugares cedido gentilmente por sus dueños en el período 1997 – 1998 cuando nuestro amigo Carlos ocupaba el cargo de Presidente, la mesa rotaria le entrega todas las facultades con el tesorero de esa época ex compañero Carlos Erebitis Pérez, para enajenar nuestra sede siniestrada. Fue así que en un momento se acuerda con el dueño de nuestra sede social actual entrar en negociación con el  señor  Nicolás Gasic, padre de nuestro socio Davor Gasic Mihovilovic.

Posteriormente en el año 1998 nuestra nueva sede fue inaugurada, junto al quincho que poseemos actualmente.

Y así podemos seguir nombrando muchas actividades que desarrolló nuestro compañero Carlos en beneficio de  nuestra comunidad que tanto lo necesitaba.

Te extrañaremos profundamente y te llevaremos  en lo más hondo de nuestro  corazón. Fuiste el mayor regalo para el Rotary Club de Puerto Natales, tu muerte no borra la memoria de aquellos que nos quedamos.  

Un rotario más que un compañero es un amigo, por lo que el momento de su partida para nosotros también es muy doloroso. En esos momentos donde el dolor y la pena invaden la existencia, las palabras no fluyen como deseamos que ocurriera. Decir las palabras adecuadas para expresar realmente lo que llevamos dentro no es fácil. Por eso hemos querido compartir contigo estas palabras de despedida  amigo Carlos Hernando Zorrilla Rojas. Te recuerdo y te recordaremos  como quien ha estado y permanece presente en nuestros corazones, después de haber dado paso a la nostalgia. Te enviamos este hermoso mensaje de despedida en memoria de tu dulzura, tu perseverancia, tu ímpetu y tu gran corazón. Sé que debemos acostumbrarnos a ver la muerte como una forma de vida que aún no entendemos. Que debemos aprender a verla en la misma luz que el nacimiento.

Nuestro amado amigo, dejaste este mundo para descansar en un lugar pacífico. Este lugar donde ahora resides, está colmado de cielos azules desde donde vigilarás  a todos tus seres queridos que dejaste en este mundo: aquí estamos tus amigos para rendirte un último homenaje. Te extrañaremos mucho. Pero tenemos por seguro que en el lugar donde te diriges el cual cada uno de nosotros desconocemos, junto a tu querida esposa y amiga Oriana y tantos que te han precedido en su partida, formarán un club rotario de excelencia.

Al dejarnos en el muelle de la vida, iniciaste tu partida para un viaje a un lugar ciertamente celestial. Tu partida nos sumergió en la emoción y la tristeza de no verte más en este mundo. Sin embargo, cada uno de nosotros sabe que tus buenas acciones y tu gran sabiduría solo pueden llevarte a la altura de la belleza, darte el alivio y el descanso sereno que mereces.

Sabías cómo cultivar la amistad de una forma maravillosa. Ser tu amigo para mí y para cada uno de nosotros, era ser parte de esa linda familia rotaria, por eso siempre serás nuestro compañero de corazón.

Nuestro amigo está en un lugar donde todos iremos algún día, por ahora se nos adelantó y nos deja el grato recuerdo de una amistad tan valiosa e inolvidable.

La pérdida de vuestro ser querido es compartida con los que tuvimos la suerte de conocerlo y cultivar una amistad de tantos años. Pensemos que se encuentra mejor que nosotros y que el tiempo sea nuestro mejor consuelo para tener la fortaleza que en estos momentos nos hace falta.

No podemos luchar contra los designios de la vida, su paso por este mundo no ha sido como las huellas que borra el mar, por el contrario siempre lo recordaremos como un buen amigo y ustedes como familia como el mejor padre, suegro y abuelo que han tenido.

Como uno de sus mejores amigos me encuentro tan afectado Pidamos a Dios que podamos reponernos de este duro golpe que nos ha entregado la vida.

Situaciones como esta nos hacen pensar que todos tendremos el mismo final, pensemos que está en un lugar donde le daremos el alcance cuando llegue nuestra hora.

Nos hará mucha falta su amistad, su forma tan particular de ser, pero se hacía querer y es mejor que guardemos de él sus mejores recuerdos de cuando estaba vivo. Que Dios nos de fuerzas para superar estos difíciles momentos.

Piensen que ha hecho un viaje muy largo y que donde está se encuentra en un lugar privilegiado, mucha fortaleza para que vuestra familia pueda superar estos momentos tan dolorosos.

 Los acompaño en estos momentos de dolor, fue muy fuerte enterarnos de su partida tan intempestiva, que Dios les de fortaleza y permanezcan más unidos que nunca.

Como amigo le voy a extrañar un montón y no creo que otra persona pueda recuperar el vacío que está dejando en cada uno de nosotros.

Todos necesitamos ser fuertes para superar su ausencia, cambiemos nuestras lágrimas por los recuerdos de los bellos momentos que nos brindó como amigo y como socio rotario de nuestro querido Rotary Club de Puerto Natales.

 Si Dios quiso llevárselo antes de lo esperado es porque su misión había caducado en este mundo.

 Ahora vuestro padre, suegro, abuelo y compañero rotario  y  mejor amigo, goza de la compañía de los ángeles que le deben estar acompañando hacia el Dios, en quien siempre tuvo una gran fe y sé que a través de este Ser Supremo todos superaremos esta irreparable pérdida”.

Ante lo irremediable no nos queda otro camino que aceptar el destino, pido a Dios que los mantenga más unidos que nunca porque deben darse fortaleza y consuelo mutuamente. Cuentan con nuestra amistad para lo sea necesario.

El dolor que se siente cuando alguien fallece es inevitable y tomará un tiempo salir de ese estado, por lo que necesitamos más que nunca del apoyo y palabras de aliento para superar tan difícil momento.

Las despedidas siempre son tristes, más aun cuando se trata de un amigo que se ha marchado para siempre. Aunque sabemos que todos en algún momento vamos a tener que partir de esta vida, en realidad nunca estamos preparados para un acontecimiento de esta naturaleza.

Algunas veces es difícil poner en orden los pensamientos pues la desolación y el dolor hace que nos sintamos confundidos, pero podemos decirle adiós a esa persona amada.

Te marchaste por el camino que todos recorreremos algún día.

No logro comprender por qué alguien con tantos sueños y tantas metas por cumplir tuvo que partir de este mundo. Tu muerte es un acontecimiento que nos ha dejado impactados, pero confiamos en que Dios nos brinde el consuelo que necesitamos.

Nos harás mucha falta, pero ahora sabemos que te encuentras descansando en paz. Se me hace difícil aceptar esto y le pido al Señor que nos dé resignación.

Siempre te admiré y ahora te admiro mucho más porque fuiste un guerrero que luchó hasta el final contra ese mal que te llevó de este mundo. Ahora te encuentras en el cielo porque allá hacía falta un ángel.

Querido amigo, que descanses en paz. Hoy todos nos encontramos conmocionados por tu partida, pero también nos sentimos agradecidos con Dios por haberte conocido y por todos los momentos inolvidables que disfrutamos a tu lado.

Imagino que al llegar al cielo has sido recibido por un gran número de ángeles porque tú eres uno de ellos. Es inevitable derramar lágrimas tras tu partida, pero sé que estás arriba y desde allí siempre nos acompañarás.

La amistad es un sentimiento tan profundo que perdura más allá de la vida. A pesar de que hoy no te encuentras entre nosotros, sé que en espíritu nos acompañas y aunque no podamos verte te sentimos. La muerte es un acontecimiento que nadie puede evitar, sin embargo es muy difícil de aceptar especialmente cuando un ser tan maravilloso como tú tiene que marcharse. No tengo la menor duda de que te encuentras en el cielo porque fuiste una gran persona.

Partiste de un momento a otro y eso es algo que difícilmente comprenderemos, sin embargo nos consuela pensar que ahora estás descansando en la gloria del Señor.

 Hoy será un día que nos marcará por siempre pues te marchaste y contigo se fue una parte de nosotros Dejas un gran ejemplo para todos nosotros porque fuiste una excelente persona y un gran rotario, nos queda un gran recuerdo de ti. Ahora has partido hacia el más allá y será inevitable sentir tristeza por tu ausencia.

Este es el comienzo de un camino de luto, un camino lleno de significados, pensamientos y hermosos recuerdos. Querido compañero rotario, ex Presidente y amigo CARLOS HERNANDO ZORRILLA ROJAS, descansa en paz.

 

 

10

DESPEDIDA DE UN AMIGO

El día 15 de febrero de este año, una nefasta noticia golpeó a la familia rotaria de Puerto Natales. Después de luchar contra el COVID-19 en la ciudad de Santiago, donde había sido trasladado hacía un par de semanas dada su condición crítica, fallecía el antiguo socio rotario Don CARLOS HERNANDO ZORRILLA ROJAS (Q.E.P.D.). Carlos había nacido el 01 de abril de 1938 y perteneció a las filas rotarias durante más de 40 años, ocupando diversos cargos dentro del club y siendo presidente del mismo desde abril a junio 1996, periodos 1997-1998, 1998-1999, 2002-2003, 2012-2013. Actualmente se desempeñaba en el cargo de tesorero.

Por los años de vida de Carlos y sus años de rotario, podría perfectamente haber pedido dispensa de su asistencia a reuniones, como lo establece el Manual de Procedimiento, sin embargo, él era infaltable en las sesiones semanales e incluso era de los primeros en llegar y luego de la reunión permanecía haciendo compañerismo y compartiendo con sus amigos. Las únicas veces en que se retiraba apenas terminada la reunión, fue cuando enfermó su esposa Oriana y debía ir a asistirla. Lamentablemente Oriana finalmente partió de este mundo el 2019, otra gran pérdida para el club, pues fue también una gran participante de Rotary en el Comité de Damas. El largo caminar de Carlos en su club, demuestra desde luego el cariño que le tenía a su institución. De hecho hace ya muchos años, llamaba la atención la rueda rotaria que lucía orgulloso pegada en unos de los vidrios de su antigua camioneta. No solamente era un activo participante de las reuniones, sino que además era de los primeros en estar presente en cualquier actividad de servicio que se hacía, ya sea hacia el interior del club como hacia la comunidad. Siempre servicial, siempre caballeroso, siempre aportando, siempre haciendo alguna oportuna broma. Y cuando algo faltaba en el club, corría a su casa cercana a la sede, para sacarnos del apuro. Siempre ágil y activo, era común verle caminando a grandes zancadas por las calles de Natales, por lo cual no esperábamos su partida y por ello nos sacudió más fuerte aún.

Ante el triste deceso de Carlos, el club realizó una sesión de homenaje a su persona el día 02 de marzo, vía telemática, a la que asistieron numerosos rotarios tanto de la Patagonia chilena como argentina y donde estuvo también presente nuestro Gobernador del Distrito 4.355, Cristian Sepúlveda Schultz. Igualmente asistió la familia de Carlos y amigos no rotarios. Una ceremonia muy emotiva, presidida por el socio Juan Carlos Mancilla, actuando de maestro de ceremonia el socio Francisco Álvarez y a cargo del mensaje del club, el socio Hugo Bahamonde Torres. Posterior a ello, varios oradores, la mayoría de ellos quebrados por la emoción, expresaron sus sentimientos de pesar ante la partida de Carlos. A continuación una serie de fotos mostraron parte de las vivencias de Carlos en su club, para finalizar la sesión con el Himno Rotario.

Querido amigo Carlos, se podrían escribir muchas páginas con tu historia de vida rotaria. Con todo lo que hiciste por el club y por la comunidad, en especial en tus periodos de presidente. Te vamos a extrañar, no se podrá llenar el vacío de la mesa rotaria cuando podamos volver a las reuniones presenciales, tus compañeros de “truco” igual te echarán de menos. No olvidaremos aquellas frases famosas que tenías, ni tus bromas, ni tus enseñanzas. Te recordaremos siempre con afecto y por ello podemos decir que si bien no estarás físicamente, no habrás muerto porque vivirás en el recuerdo de cada uno de nosotros tus amigos. Nos queda el consuelo que estarás descansando en un lugar mejor junto a tu Oriana, compañera de toda una vida. Descansa en paz amigo Carlos, que has cumplido con creces tu labor en esta tierra.

1

Sesión cuatro mil

El sábado 06 de abril se realizó en la sede del RC de Puerto Natales, la que vendría siendo la sesión 4.000 del club. Por tal razón se le dio una connotación especial a ella, invitando a participar a las esposas de los rotarios, a las presidentes de Interact y Rotaract y se extendió la invitación a otros clubes de Chile y Argentina. Así llegaron a esta sesión varios rotarios de Punta Arenas, estando finalmente representados los tres clubes de esa ciudad. La reunión fue presidida por el socio Rodrigo Muñoz Miranda, haciendo de maestro de ceremonias el socio Francisco Álvarez Álvarez. El brindis estuvo a cargo del socio Hugo Bahamonde Torres y la palabra oficial correspondió al socio Juan Carlos Mancilla Gómez. En esta especial ocasión se quiso distinguir a dos socios de larga trayectoria en el club, entregándose presentes a los socios Hugo Bahamonde y Carlos Zorrilla Rojas. En ausencia de este último, recibió como representante el socio Luis García Cerda. En la sesión se dieron a conocer las labores de servicio más destacadas que realiza el club para la comunidad. Varios socios de Punta Arenas pidieron la palabra para referirse a la ocasión. Finalmente se terminó la sesión como es tradicional, con la entonación del Himno Rotario. Posteriormente se vivió una noche de camaradería y de baile para los que deseaban participar de ello. Una memorable jornada.